Thursday, January 10, 2008

Sin regreso...


Ella iba por la oscura calle del centro de la ciudad, pensando en lo que pasaría mañana, nunca se imagino estar en una situación como esta, o al menos no tan grave.

Verónica nunca fue lo que se suele llamar una persona normal, siempre estuvo interesada en las cuestiones ocultas, o mas bien ocultas para la mayoría ya que para ella siempre estuvieron muy presentes, su abuela siempre le enseñaba libros antiguos que contenían historias olvidadas de seres increíbles y personas mágicas, le enseño también como transformar las piedras en oro, y el agua en vino, cosa que para ella no tenían la menor importancia, a ella lo único que le interesaba era la otra dimensión.

Su abuela le enseño entre otras cosas a transportarse entre las dos dimensiones que componen el universo, la física y la espiritual, la física es la que todos conocemos o solo conocemos, la mayoría, cuando estamos vivos y la espiritual, pues bueno...después de la vida.

Verónica aprendió desde muy pequeña a pasar de una a otra dimensión sin mayor esfuerzo, por el contrario lo hacia con la mayor felicidad, ya que al otro lado siempre veía hermosos seres alados que la acompañaban donde ella estuviera, protegiéndola.

Verónica siempre fue una persona de pocos amigos, solitaria, callada, pero era como si llevara una doble vida, ya que al otro lado si que conocía gente y las personas que estaban al otro lado la admiraban y siempre le pedían ciertos favores, que al principio intento hacer, ayudarles a resolver ciertos asuntos pendientes en este lado, además de llevar razones, saludos, datos, chismes, cartas, telegramas, entre otras cosas, pero cada vez la buscaban mas para enviar trivialidades, por lo que en esta dimensión la empezaron a tratar de loca, la acusaron de intentar engañar a las familias y aprovecharse del dolor de la perdida de un ser querido, cosa que ella no entendía, por que ella sabia muy bien donde estaban y que algún día todos se iban a reunir. Esto le costo el rechazo de la comunidad y de cierta parte de su familia, cosa que le importaba poco o mejor dicho nada, ella seguía allá, volvía acá, y así pasaron varios años.

Un día su abuela enfermo gravemente y ella empezó a hacerle todos los preparativos para su llegada a la otra dimensión, tenia listo un gran recibimiento con todos los conocidos de su abuela y de ella misma, en un salón inmenso que tenían para estas ocasiones, alguien le pregunto: ¿Cómo estas tan segura de que tu abuela llegara pronto? Y ella simplemente le dijo que después de estar tantos años en ambas dimensiones sabían como funcionaban las cosas, y además le dijo que una fuente muy confiable que tenia acceso al Registro de Los Tiempos, se lo había confirmado, porque todo esta escrito ya.

Ocho meses después de la llegada de su abuela, estando ella en esta dimensión, en el sótano de la casa de su abuela, leyendo algunos libros que esta había dejado, se apareció un hombre que ella jamás había visto en ninguna dimensión, era de aspecto elegante, alto y bien parecido, al principio se sorprendió e intento salir corriendo de el sótano, pero el la tranquilizo diciéndole que el simplemente era un enviado del Gran Escritor y que ella estaba destinada a colaborar en que se cumpliera lo que ya estaba escrito: Unir las dos dimensiones, y que solo ella que ya conocía todos las formas de pasar de una a otra seria la encargada de enseñarle como.

Verónica no supo que hacer, pero se tranquilizo y pensó que si todo estaba escrito así debería ser. Entonces regreso a la dimensión espiritual, y le pregunto a los que tenían contacto con el Registro de Los Tiempos, que si algún día las dos dimensiones deberían unirse, lo cual le confirmaron, ella les pregunto por la fecha, pero a esa pregunta no le pudieron responder.

Ella volvió al sótano, y allí la estaban esperando aquel hombre y otros mas, con extraño aspecto, pero ya lo había decidido, iba a ayudar a que se cumpliera lo escrito en el Registro de Los Tiempos, entonces les mostró los libros, les dio todas las indicaciones, las palabras que tenia que pronunciar, hasta los movimientos que tenían que hacer para no quedar atrapados entre las enormes fuerzas que separan las dos dimensiones.

Entonces ella simplemente hizo una pregunta:¿Cuándo van a unir las dimensiones?, a lo que le respondieron: Mañana mismo, ingenua. Entonces desaparecieron.

Un gran temor recorrió su cuerpo, entonces se devolvió a la dimensión espiritual, y no pudo ver a sus protectores alados, por el contrario observo uno seres abominables que la esperaban a la entrada, entonces, rápidamente se devolvió al mundo físico sin saber que hacer, camino por las oscuras calles pensando en lo que pasaría mañana, preocupada, ¿preguntándose por su abuela?, cuando de repente vio a uno de sus protectores alados venir, y este le dijo: ”Como pudiste ser tan ingenua, nadie sabe cuando será el gran día excepto EL, ¿como les diste tan vital información?,no tienes idea de lo que hiciste, no solo abriste la puerta entre las dos dimensiones que tu conoces sino con una tercera donde ellos estaban atrapados, es el fin de todo lo que conociste, te engañaron, solo queda resistir y luchar para que el daño sea mínimo, pero si no…esto es el fin .Nos vemos al otro lado.”

Verónica no pudo aguanta el peso de la culpa, el fin de todo por culpa de ella, por su ingenuidad, por su torpeza, lloro, lloro y lloro, el peso en el alma era desgarrador, y lo único que encontró fue un viejo cuchillo y el deseo de ver a su abuela, entonces decidió tomar la vía rápida a la otra dimensión, la vía sin regreso.

Sunday, January 06, 2008

Mi otro el


Mirando y mirando a mi alrededor, mirando a las personas, y teniendo en cuenta mi molesta (y absurda ademas) costumbre, de intentar saber como son, si son buenas o malas personas o demas detalles acerca de su vida, tan solo con mirarlos, sus rostro, sus vestimentas, sus modales etc..., me he dado cuenta de que una persona no se puede conocer asi no mas, para conocer a una persona hay que adentrarse un poco en su cerebro, lo cual es imposible de lograr tan solo con los ojos, puede que algunos detalles acerca de su comportamiento si se puedan apreciar con la vista (si alguien viene hacia mi gritando y levantando un cuchillo, no me voy a quedar quieto a preguntarle que le pasa, obvio), pero como ya habia dicho mucho antes no debemos prejuzgar a las personas.

Bueno volviendo al tema, de lo que realmente queria hablar es de los cerebros, pienso,mejor dicho mi cerebro piensa, que el cuerpo esta a merced de este, brindandole todo lo que necesita, placer, descanso, alimento etc... Tenemos que cultivarlo, ya que como dicen por hay, solo utilizamos el 10% en toda nuestra vida, que tristeza.

Ohhhhh cerebro del que salen estas palabras, por que cuando pienso, hablo contigo, porque no puedo hablar con mi estomago o con un brazo? tal ves puedo hablar con una mano, pero es una ilusion, eres tu siempre.

maldita sea estas palabras salen de ti, no de mi, mmmmm.... bueno creo ke al fin de cuentas somos uno solo, por ahora.....